Inicio >> Noticias >> A pesar de la grave sequía, la población del guacamayo de Lear sigue creciendo.

A pesar de la grave sequía, la población del guacamayo de Lear sigue creciendo.


Viernes, 06 de Diciembre de 2.013

El guacamayo de Lear (Anodorhynchus leari) es nativo de la zona semiárida del noreste de Bahía, Brasil y tenía su estado de conservación evaluado como ‘En Peligro Crítico’ por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) en 2008. Durante años, Loro Parque Fundación ha llevado a cabo un proyecto, últimamente en colaboración con el Instituto Arara-Azul de Brasil, para la conservación del guacamayo de Lear, con enfoque en la sensibilización de las comunidades locales de la región y apoyando el uso sostenible de la palmera licurí para elaborar productos artesanales y así mejorar su situación socio-económica. Como las frutas de licurí constituyen el principal alimento de la dieta del guacamayo de Lear, el uso sostenible de la palmera no amenaza al guacamayo. El resultado de las acciones de conservación ha sido el aumento de la población del guacamayo de Lear, tanto que la UICN ha reducido la categoría de amenaza hasta ‘En Peligro’.

El proyecto se desarrolla para cumplir ciertos elementos importantes del Plan de Acción Nacional (PAN) para la Conservación del Guacamayo de Lear, coordinado por el Centro Nacional para la Investigación y Conservación de las Aves Silvestres (CEMAVE), un centro del Instituto Chico Mendes de Conservación de la Biodiversidad (ICMBio) del Gobierno de Brasil. La directora del proyecto, Simone Tenorio, ha informado que la grave sequía experimentada durante los últimos años ha afectado negativamente a la región, sobre todo reduciendo notablemente las cosechas.

No obstante, sequía o no, tiene importancia celebrar un censo anual de la población para confirmar el estado de la especie y este año se realizó el censo entre el 8 y 10 de noviembre, con una expedición a la región de Raso da Catarina. La actividad contó con la participación de contribuyentes al PAN, técnicos de la Fundación Biodiversitas y 30 voluntarios, en su mayoría estudiantes del programa de voluntariado promovido conjuntamente por CEMAVE/ICMBio y la Estación Ecológica Raso da Catarina.

Según los datos de CEMAVE ICMBio, los resultados del censo de este año mostraron un leve crecimiento de la población, con un promedio de 1.283 aves registradas (en 2012 el promedio fue de 1.263). Los analistas del CEMAVE señalan que la grave sequía que ha afectado a la región que habita la especie, que persiste, puede haber interferido significativamente en la reproducción de estas aves, evitando así un crecimiento mayor.
Fotos:















Por David Waugh
COMPARTIR EN REDES SOCIALES:


comments powered by Disqus