entrevistas


Entrevista realizada a Roger Domingo Ollé pero antes de dar paso a la entrevista vamos a conocer un poco a Roger Domingo Ollé:



"Veterinario especialista en aves exóticas, gran amante de los animales "

Le agradecemos personalmente su amabilidad a la hora de aceptar esta entrevista.






1) ¿Qué fue lo que le impulsó para dedicarse al mundo de las psitácidas?


Desde pequeño siempre me habían gustado los animales y habían despertado un interés especial en mí. Uno de las primeras mascotas que tuve fue un periquito, y cuando un amigo me contó como sus periquitos habían empezado a criar y a tirar adelante sus pichones, sentí una gran curiosidad.

Así que empecé con un grupo de periquitos, seguí por las ninfas, luego agapornis, periquitos de rabadilla roja, y así hasta llegar a los loros amazónicos y los loros grises africanos. Con los años, como más aprendía de las psitácidas, más me aficionaba a ellas, tanto por su espectacular coloración como por su brillante carácter e inteligencia. Así que ya desde el principio de mis estudios universitarios decidí poner mi carrera profesional al servicio de las aves, especializándome en la medicina de animales exóticos, y concretamente de aves.

Aunque no siempre resulte un mundo alentador, puesto que todavía existe una tasa de mortalidad superior a la de los mamíferos (debido a que desconocemos aun detalles sobre su anatomía, fisiología y enfermedades, además de que son especies más delicadas en el manejo y habitualmente los propietarios detectan los síntomas de enfermedad demasiado tarde), trabajar con estas especies y los casos que llegan a buen término son siempre una buena recompensa.




2) Usted realizó dos estudios sobre el cuerpo glicogénico de los pichones de loros,¿ nos puedes contar así por encima en que consistió?


El cuerpo glicogénico es una estructura gelatinosa en la columna vertebral de las aves, a nivel lumbosacro. Se encuentra en contacto directo con el tejido nervioso de la médula espinal. El cuerpo glicogénico esta mayormente compuesto por células asotrogliales con la capacidad de almacenar grandes cantidades de glucógeno (molécula usada como reservorio de carbohidratos para producir energía) en su interior.

Dicha estructura es exclusiva de las aves, solo se han descrito estructuras parecidas en algunos anfibios y en dinosaurios. Todavía se desconoce su función real y los factores que causan el llenado y vaciado de la estructura de derivados glucogenados, aunque se han realizado numerosos estudios.

Durante las evaluaciones histopatológicas de los pichones de loro muertos en Loro Parque, se observó que el cuerpo glicogénico de la mayoría de los pichones se encontraba vacío, sin derivados glucogenados. Emprendimos un estudio, subvencionado por la Fundación Loro Parque, para analizar este hecho.

La biotina o vitamina H, es una de las vitaminas menos biodisponibles en la naturaleza, y juega un papel crucial en las rutas metabólicas de producción de glucógeno y energía. En el primer estudio, se buscaron las posibles causas de la presencia de cuerpos glicogénicos vacíos en los pichones de loro y se propuso una posible correlación con una deficiencia subclínica de biotina, tema que finalmente resultó la base para mi tesis doctoral. En el segundo estudio se intento esclarecer si existía una correlación directa entre el estado de cuerpo glicogénico y la suplementación de biotina en la dieta de las parejas reproductoras.




3) Psitacosis, ¿nos puedes dar tu opinión acerca de esta enfermedad? ¿de qué manera se manifiesta?


Sobre la psitacosis se ha dicho y hablado mucho, y existen infinidad de estudios relacionados con dicha patología, aunque todavía quedan algunos vacíos para llenar. Desde mi punto de vista, existen tres grandes inconvenientes a los que nos enfrentamos al trabajar con esta enfermedad.

El primero es que pueden haber animales portadores y animales con infecciones subclínicas que van liberando la bacteria sin demostrar síntomas de enfermedad, e infectando otros animales, consiguiendo así que se extienda la enfermedad y esté muy diseminada cuando la conseguimos diagnosticar. El segundo es que se trata de una enfermedad de zoonosis (se puede transmitir a humanos), y extenderse también a otras especies animales. Y el tercero que una vez contraída la enfermedad y aunque haya sido tratada con éxito, nunca podemos tener la certeza que hemos eliminado completamente la bacteria que la causa (Chlamydophila psittaci), puesto que puede quedar escondida dentro de una célula del cuerpo, y volver a desarrollarse con el tiempo. Todo esto junto con el hecho de que no existe ninguna prueba el 100% fiable para detectar si un animal esta infectado o no, hacen que la psitacosis sea una enfermedad difícil de erradicar.

Como ya hemos dicho, algunos animales pueden no mostrar síntomas de enfermedad, mientras que otros pueden mostrar solo una conjuntivitis, otros presentar un proceso multisistémico agudo severo (anorexia, depresión, diarrea, dificultad respiratoria, estornudos, sinusitis) o un proceso crónico moderado (diarreas intermitentes, pérdida de peso, alteraciones en el plumaje). Todo dependerá del grado de infección, de la especie con la que estemos tratando, del estado del sistema inmunitario del animal, de la vía de infección.




4) ¿Hay algún tipo de loro que sea propenso a una enfermedad en especial?


Todos los factores, tanto genéticos como ambientales, condicionan a los animales a ser más propensos a padecer unas enfermedades u otras. La especie es un factor determinante, pero también lo son las condiciones de manejo, la presencia de otros animales en casa. A grandes rasgos, podemos decir como ejemplo que los yacos son más propensos a desarrollar hipocalcemias, los pionus son más sensibles a padecer aspergilosis, los loros del viejo mundo presentan una mayor afectación al ser infectados por Circovirus, los amazonas son propensos a la obesidad. Pero no solo la especie determina unas patologías u otras sino que también los factores ambientales influyen; un ave mantenida en un ambiente con alta humedad, poca ventilación y deficiencia de vitamina A en la dieta, desarrollará más fácilmente aspergilosis, o un animal alimentado exclusivamente a base de semillas desarrollará más fácilmente problemas de obesidad, lipomas, hipovitaminosis A e hipocalcemias. Por esto considero que es importante conocer bien cual es la especie de ave que tenemos, cuales son sus puntos débiles, e intentar reforzar bien las vías de prevención, partiendo siempre de la base de un buen manejo y alimentación.



5) ¿Puede un loro portar una enfermedad y no padecerla nunca?


Si, algunos animales pueden ser portadores de enfermedades y que no las padezcan nunca. Por ejemplo tenemos enfermedades genéticas que no se desarrollan en el propio individuo portador pero que si se reproducen con otros animales portadores de la misma enfermedad, se la pueden transmitir a su descendencia y que estos si la desarrollen. Por otro lado, también están las enfermedades víricas, se piensa que tanto periquitos, como agapornis, como ninfas, pueden ser portadores de poliomavirus y circovirus pudiendo transmitirla a otras psitácidas de mayor tamaño. Incluso debemos pensar que algunas bacterias que forman parte de la flora normal de un ave pueden transmitirse a otras especies o incluso a sus pichones y causarles la enfermedad.



6) ¿Cuál es la enfermedad más rara que ha visto usted en un loro?


No me viene ahora a la cabeza ningún caso de enfermedad "rara" en loros, pero si que hay un problema que siempre me deja asombrado. Se trata del picaje de origen psicogénico de esas aves que llegan a automutilarse para llamar la atención de sus propietarios. Son loros que se arrancan las plumas e incluso llegan a hacerse heridas en la piel y la musculatura, porque cada vez que lo hacen captan la atención de sus propietarios, y eso les recompensa más que el propio dolor que sienten en su cuerpo. No quiero que la gente piense que todos los casos de picaje son solo debidos a este problema, por suerte estos casos son más bien pocos y se llegan a diagnosticar después de descartar otras causas mediante múltiples pruebas. Existen múltiples causas del picaje tanto enfermedades orgánicas, como problemas de comportamiento, y cada caso debe evaluarse a fondo por un veterinario experto.



7) ¿Cuál es la enfermedad más común que suelen padecer los loros?


En mi zona con mi grupo de clientes, se podría decir que estaría entre dos patologías como más habituales: las gastroenteritis y los lipomas en periquitos. No pienso que haya ningún veterinario que vaya a responder igual a esta pregunta y probablemente ni yo mismo lo haga en unos años, porque cada época, cada región y cada grupo de animales tendrán una incidencia de enfermedades distinta y cambiante. Probablemente un veterinario en los países nórdicos o Australia situaría los problemas por infecciones de circovirus en un sitio más alto en el listado de las patologías más comunes que otro veterinario en España. Además se puede observar una evolución en el tiempo; en el pasado las hipovitaminosis A eran muy frecuentes, mientras que en la actualidad, la sociedad tiende a sobrealimentar a sus mascotas, haciendo que la obesidad se convierta cada vez en un problema más común. Incluso debemos ser conscientes que un mayor conocimiento de las necesidades de las aves, nos ha permitido que nuestros loros vivan durante más años, haciendo que aumente la incidencia de neoplasias en estas especies.



8) ¿Qué analíticas recomienda usted a la hora de hacer una revisión?


No hay una respuesta corta y sencilla para esta pregunta, porque cada caso y cada cliente son distintos. Idealmente, estaría bien poder hacer una analítica completa en todas las revisiones, pero económicamente sería muy costoso, y parte de nuestro trabajo como veterinarios también consiste en optimizar el dinero de nuestros clientes. Algunas pruebas y analíticas son baratas, sencillas y fáciles de hacer y nos pueden dar bastante información, como por ejemplo un examen fresco de las heces o una muestra del buche para detectar parásitos y levaduras. Esta es una de las pruebas que acostumbro a realizar en la mayoría de las revisiones. Si se trata de una primera visita y el origen del animal es dudoso o desconocido, y has estado en contacto con otras aves, las analíticas para detectar Circovirus, Poliomavirus y Chlamydophila psittaci, y un coprológico de flotación son muy importantes. Si son revisiones rutinarias de animales controlados que no tienen contacto con otras aves y reciben unas buenas condiciones de manejo y alimentación, una analítica de heces puede ser suficiente. Estos son solo algunos ejemplos, porque cada caso necesita ser tratado y evaluado individualmente, y decidir juntamente con los propietarios las pruebas a realizar.



9) ¿Qué efectos puede tener la muda en la salud de un loro? ¿Y en el carácter?


La muda es un proceso fisiológico normal para las aves, que requiere una fuerte inversión de energía, aminoácidos, carbohidratos, ácidos grasos, vitaminas y minerales ya que el animal debe producir y cambiar todas las plumas de su cuerpo en un período corto de tiempo. El gran desgaste que supone la muda para el ave, no es un problema si esta recibe una dieta equilibrada y completa. Algunos loros en cautividad reciben dietas deficientes, haciendo que consuman sus reservas y causándoles una bajada de las defensas. Por esto algunas aves pueden ser más susceptibles a padecer enfermedades infecciosas durante dicho período.

La muda no tiene un efecto directo sobre el carácter de las aves, aunque algunas se vuelvan un poco más agresivas y desconfiadas porque pierden temporalmente la capacidad de volar. Si un animal enferma durante la muda, esto puede causar cambios en el comportamiento, volviéndose el animal más arisco y reacio a ser tocado, así como presentar apatía, anorexia, embolamiento.




10) ¿Empapillar a un pichón a través de sonda es recomendable? ¿Por qué?


La alimentación de pichones mediante sonda, sigue siendo un método muy extendido entre los criadores para criar a mano las crías de loro, aunque no resulte un método muy "natural" si lo comparamos con la forma en que los padres alimentan a sus crías. Este método permite llenar el buche de los loros rápida y limpiamente, y forzarles un poco a comer aunque en ese momento no tenga mucha hambre. Pero el sondaje de las aves, puede comportar problemas como por ejemplo la deglución desviada (una persona inexperta pone erróneamente la sonda en la tráquea del animal en lugar del esófago y al ponerle la papilla en los pulmones lo ahoga), la producción de fístulas esofágicas (un pequeño rasguño en el esófago mediante la sonda, puede terminar causando la aparición de fístulas) e incluso la ingestión de cuerpos extraños (cuando la sonda se suelta de la jeringuilla y el animal termina tragándose la sonda).

He tenido experiencia con ambos métodos y esto me ha permitido valorar los pros y los contras de cada uno. El sondaje de los loros, intento restringirlo solo a animales enfermos que no quieren o no pueden comer por si solos, y necesitan un aporte nutricional para su tratamiento. Personalmente los pichones de mis parejas reproductoras, los alimentos siempre mediante jeringuilla sin sonda, y me ha dado muy buenos resultados. A veces requiere un poco más de paciencia y entrenamiento pero el tiempo invertido compensa el esfuerzo. Con este método he observado que los pichones aprenden a degustar la papilla y esto es de gran ayuda a la hora del destete, y por otro lado salen animales más dóciles, ya que debemos invertir más tiempo con ellos y esto refuerza su vínculo con los humanos.








comments powered by Disqus