entrevistas


Entrevista realizada a Francisco Lapuerta Amigo pero antes de dar paso a la entrevista vamos a conocer un poco a Francisco Lapuerta:


" Doctor en Filosofía y es profesor de Enseñanza Secundaria en Barcelona.


Ha publicado dos libros de filosofía y varios artículos en publicaciones especializadas sobre teoría de la evolución, ética y derechos animales."


Le agradecemos personalmente su amabilidad a la hora de aceptar esta entrevista.




1) ¿Qué ve usted en las psitácidas que le hacen destacar entre los demás animales?


Las psitácidas son las aves que tienen un cerebro más grande en proporción al volumen del cuerpo. Su capacidad de imitación vocal es superior a la de otras aves, y tienen la peculiaridad de que usan las patas como manos para apresar objetos.
Todo ello, unido a su intensa sociabilidad, las hace sin duda más inteligentes que otros muchos animales y, aunque son tan diferentes que apenas pueden compararse, muestran una inteligencia superior a la de los gatos y los perros.
No hay más que fijarse en la curiosidad y la capacidad de observación que tienen las psitácidas para darse cuenta inmediatamente de que detrás de esos ojillos escrutadores hay una inteligencia notable.




2) ¿Por qué las cacatúas son de las psitácidas más complicadas? ¿Es cierto que su inteligencia puede ser superior a otros tipos de loros?


Creo que en la naturaleza las cacatáas son aves muy afectivas, entre las cuales el acicalamiento mutuo es importante. Estrictamente monógamas, se emparejan de un modo algo posesivo, y cuando algo no funciona en la pareja llegan a comportarse con agresividad.
La agresividad de una cacatúa puede ser muy intensa. En cautividad, esta agresividad la derivan con frecuencia hacia la automutilación o el picaje, así como hacia los gritos. No es un ave recomendable para tener en casa, y sólo personas expertas han de poder manejarla.
La inteligencia de las cacatúas es comparable a la de otros loros de gran tamaño como guacamayos, amazonas o grises o eclectus.




3) Igual que el ser humano tiene antepasados, ¿las psitácidas también los han tenido?


Por supuesto, todos los seres vivos tienen antepasados. Los de las psitácidas, como los de todas las aves, son unos dinosaurios carnívoros llamados "terópodos" (uno de los cuales fue el Tyrannosaurus rex), pero si nos vamos hacia tiempos no tan remotos, nos encontramos con que a finales del Jurásico ya había aves, aunque tenían un aspecto algo reptiliano, como por ejemplo el Archaeopterix, que tenía plumas pero también dientes.
Una vez extinguidos todos los dinosaurios hace 65 millones de años, la subfamilia Neornites sobrevivió dando lugar a todas las aves actuales. Entre ellas, el orden Psitaciformes es uno de los más antiguos, y comprende todas las psitácidas actuales y, por supuesto, las que se extinguieron. Son aves que se distinguen de todas las demás por una serie de características únicas (o casi únicas), como son: pico grueso y curvado, disposición zigodáctila de los dedos de las patas (dos delante y dos detrás), y mandíbula superior no fijada al cráneo, sino articulada con el hueso frontal del mismo. Esto último es lo más raro, pues la mandíbula superior es fija en todas las aves (en realidad, en todos los vertebrados).
Los antepasados "recientes" no son muy conocidos, aunque hay fósiles de hace 50 millones de años que parecen ser antiguos papagayos, como el encontrado en Londres (Paleopsittacus georgei), que vivió en una época en la que esta zona del mundo que ahora es Europa era de clima tropical.




4) Aproximadamente, ¿Desde cuándo se conoce sobre los loros?


En Occidente empiezan a ser conocidos cuando las campañas de Alejandro Magno en Asia permiten documentar nuevas especies que son recopiladas en Grecia, entre otros naturalistas, por Aristóteles y Teofrasto. En el mundo romano incluso se pondrán de moda, pues ya para entonces se criaban loros en cautividad.
En la India, sin embargo, eran conocidos desde hace mucho más tiempo, y se habían criado en cautividad cotorras del género Psittacula.
Pero en general, el conocimiento de las psitácidas debe de ser, yo creo, tan antiguo como la propia humanidad. En épocas muy remotas, numerosas culturas indígenas de América, África y Oceanía ya tenían trato con las psitácidas, sobre todo por ser aves muy codiciadas por la belleza de su plumaje, que los humanos usaban para su atuendo en rituales.




5) Sobre los diferentes precios de mercado, ¿no sería éticamente correcto hacer un convenio de precios? ¿Lo hay?


No soy muy partidario de las regulaciones de precios en un mercado de libre competencia, pero sí de las inspecciones sanitarias y de calidad de las instalaciones de cría, así como del control sobre el bienestar de los animales para que no se vulneren sus derechos.



6) ¿Cuales son los factores más frecuentes que influyen a la hora de que una psitácida tenga picaje?


No soy experto en el tema, pero por lo que he podido ver, además de varias enfermedades, los problemas psicológicos pueden ser un factor muy frecuente. Cuando un loro no tiene con quién ni con qué entretenerse, el aburrimiento le puede llevar a arrancarse las plumas.



7) ¿Que terapias con animales son los más frecuentes puestas en práctica? ¿Con psitácidas sería correcto? ¿Por qué?


Desde hace décadas se han llevado a cabo programas de socialización con animales para niños autistas y parece que los resultados son relativamente buenos con delfines y caballos, pero exigen unos costes por parte de las familias que no todo el mundo puede afrontar. Sé de casos en los que la convivencia con loros ha mejorado la capacidad del autista para relacionarse usando el habla, pero esto implica una responsabilidad para los padres, que han de asumir la tenencia de la psitácida en su propio hogar.
Por otra parte, y aunque no se trata de una terapia, parece claro que la tenencia, los cuidados y el manejo de psitácidas es algo muy beneficioso para la salud de las personas mayores, razón por la cual se han incluido en residencias geriátricas con notable éxito.




8) El recorte de las plumas, ¿qué opinas? ¿Qué le parece el arnés para loros?


El recorte de plumas me parece necesario, pues de este modo podemos tener a los loros fuera de su jaula sin miedo a perderlos. Lo que se pierde un loro por no poder volar lo gana con creces al poder pasar varias horas al día entre nosotros, en su parque de juegos o entre las ramas de un árbol de nuestro jardín, si es que tenemos un jardín. Con recorte se minimizan, además, los riesgos de accidentes domésticos con el loro y evitamos las fugas.



9) Las perchas lima-uñas hacen un buen trabajo con las uñas de nuestros loros y nos pueden evitar que se claven en nuestra piel produciéndonos marcas, ¿realmente es bueno y aconsejable para las patas de nuestros loros? (ya no solo uñas)


Muy recomendables. Conviene ponerlas de diferentes tamaños y formas repartidas por diferentes lugares de la jaula, especialmente en las zonas donde suelen percharse para dormir.



10) Hoy en día hay mucho fraude por internet en temas de venta de loros, ¿qué es lo mínimo que deberíamos de exigir al vendedor para asegurarnos de que todo es legalmente correcto?


Nunca pagar por anticipado, ni siquiera en concepto de anticipo. Esto es lo principal. Hay que ver al loro antes de tomar la decisión de comprarlo. Así pues, Internet puede ser un buen sistema para adquirir un loro, pero no para recibirlo a ciegas, sino para entrar en contacto con el vendedor y desplazarse después a su propio criadero para ver el animal in situ.



11) Cuando adquirimos un loro, ¿qué documentos debemos de tener?


El animal tiene que estar debidamente anillado y en número de la anilla debe figurar en la factura de compra. Lo ideal es que además se venda con un certificado veterinario que asegure que está libre de las principales enfermedades, como la psitacosis o la "enfermedad del pico y las plumas", pero también que está libre de hongos o bacterias patógenas como las que causan aspergilosis, coccidiosis o colibacilosis.



12) ¿Cuál es la mejor prevención de enfermedades en los loros?


Yo diría que las tres más importantes son: la dieta, la higiene y la evitación de contacto con otras aves. Si hacemos lo correcto en cuanto a estas tres medidas de prevención, lo más probable es que nuestro loro se mantenga físicamente sano por mucho tiempo. Yo diría que son tres medidas obligatorias para todo propietario de un loro mascota.







comments powered by Disqus