entrevistas


Entrevista realizada a Elisabet Giraldos pero antes de dar paso a la entrevista vamos a conocer un poco a Elisabet Giraldos:



"Veterinaria especialista en aves exóticas de la Clínica de Exotics"

Le agradecemos personalmente su amabilidad a la hora de aceptar esta entrevista.




1) ¿Qué especie de psitácida le causa un mayor interés?

Las pequeñas psitácidas despiertan en nosotros un gran interés clínico y también personal. Aquellas especies que con más frecuencia se encuentran en nuestros hogares como los periquitos (Melopsittacus undulatus), las ninfas (Nymphicus hollandicus), los agapornis (Agapornis spp) etc.; son con las que trabajamos diariamente. Estas pequeñas aves, tienen requerimientos nutricionales y ambientales que debemos poner en conocimiento de todo propietario que desee hacerse cargo de ellos. Asimismo, las técnicas diagnósticas y terapéuticas que aplicamos a las aves más grandes, cada vez evolucionan y son más adaptables a los individuos más pequeños. Poder solucionar cualquier problema a un animal por pequeño que sea, genera en nosotros una gran satisfacción.

Polluelos de Agapornis


2) ¿Qué pruebas/analiticas suelen ser las mas demandadas ?

La prueba que se realiza con mayor frecuencia en nuestra clínica son las analíticas sanguíneas de control de salud. Esta analítica consta de un hemograma, que permite descartar situaciones de anemia e infección, y de una serie de parámetros que permiten valorar el estado de los órganos internos del animal como el hígado, el riñón, el páncreas, etc.

El análisis coprológico o estudio de las heces es otra prueba de gran valor clínico, ya que ayuda a diagnosticar un gran número de enfermedades parasitarias y fúngicas.

Extracción de sangre de la vena yugular de un yaco || Observación de frotis sanguíneo

3) Las enfermedades infecciosas, ¿cuáles son las mas peligrosas?

Las enfermedades infecciosas son aquellas ocasionadas por un virus, una bacteria, un hongo o un agente parasitario y que implican un riesgo de contagio. Las enfermedades pueden afectar de forma diferente según la especie, la edad, y las condiciones ambientales en que se encuentren las aves. Se consideran más peligrosas aquellas enfermedades que implican una elevada morbilidad (cantidad de animales que se contagia) y mortalidad (número de animales muertos). Estos dos parámetros comentados, incrementan en aquellas enfermedades para las que no existe un tratamiento 100% eficaz, que generalmente, corresponden a enfermedades víricas. El PBFD (enfermedad del pico y las plumas, circovirus), el PDD (síndrome de dilatación proventricular, bornavirus), Enfermedad de Newcastle (paramixovirus), Enfermedad de Pacheco (herpesvirus), etc.

Merecen una atención especial aquellas enfermedades que son consideradas una zoonosis, es decir, que existe la posibilidad de transmisión de aves a personas. Algunas de las más destacadas son la salmonelosis, la psitacosis, tuberculosis, etc. La frecuencia de la transmisión de la enfermedad de las aves a los humanos es baja, pero los niños, los ancianos y las personas inmunodeprimidas suelen ser más susceptibles.

4) PBFD, ¿hay tratamiento? ¿que sintomas tiene?

El PBFD o enfermedad del pico y las plumas está ocasionado por un circovirus, un virus muy pequeño y extremadamente resistente.

La enfermedad afecta, en su forma clásica, a animales inmaduros que remplazan sus plumas por otras distróficas, necróticas, con la pulpa llena de sangre y con fases de crecimiento anormales.

Los animales enfermos pierden la capacidad de producir polvo de tal manera que sus picos parecen brillantes y sus plumas más grasientas. También pueden aparecer anomalías en el crecimiento del pico y de las uñas. En general, la sintomatología varía en función de la especie afectada.

No existe un tratamiento 100% seguro para este virus pero cada vez se avanza más en el estudio de nuevas posibilidades terapéuticas. Actualmente no existe una vacuna fiable para prevenir esta enfermedad (en Australia se ha usado una vacuna viva modificada con resultados poco satisfactorios).

Actualmente, la forma más efectiva de asegurar la destrucción del virus en un aviario o centro de cría es la eliminación de los ejemplares portadores de la enfermedad, conjuntamente con el uso de un buen sistema de desinfección.

Uno de los tratamientos sugeridos recientemente, implica la combinación de nebulizaciones con desinfectantes como el F10 e interferón omega inyectado. Este protocolo ha resultado tener una eficacia en el 25% de los casos, dura un mínimo de 90 días, e implica unos costes económicos muy elevados.

Plumas distróficas de cacatua enferma de PBFD

5) ¿Nos puede hablar acerca de la enfermedad de Pacheco?

La enfermedad de Pacheco está causada por diversas cepas de herpervirus. Afecta de forma diferente a las psitácidas según la especie, siendo más susceptibles los loros americanos, como los amazonas y guacamayos. Suele cursar con la muerte repentina de los ejemplares afectados, generalmente a consecuencia de una rápida destrucción de las células hepáticas. Los loros que llegan a presentar signos clínicos, pueden manifestar apatía, anorexia, embolamiento, diarrea, uratos amarillentos e incluso signos neurológicos como temblores y ladeos de la cabeza. Aquellos animales que no mueren y superan la enfermedad, se convierten en portadores asintomáticos, es decir, pueden transmitir el virus a otros loros a través de las heces o secreciones faríngeas. Para prevenir dicha enfermedad, se deben establecer protocolos de higiene y desinfección rutinaria (con lejía o amonio cuaternario), aislamiento temporal de las nuevas aves adquiridas, minimizar los estados de estrés de la aves, etc. También es importante llegar al diagnóstico de esta enfermedad, para lo que se pueden usar técnicas laboratoriales como la PCR, para detectar la presencia del virus en sangre o exudados. En algunos países se comercializa la vacuna contra algunas cepas de hepersvirus, aunque se deben valorar sus efectos secundarios. Existe un tratamiento basado en la administración de aciclovir vía oral; un antivírico que puede resultar efectivo sólo frente algunas cepas de dicho virus.


Uratos amarillentos de amazonas, compatibles con la enfermedad de Pacheco


6) ¿Qué medios preventivos nos recomiendas para que nuestros loros tengan una buena salud?

El estado inmunitario de un animal depende en gran parte de la calidad de su dieta. Asegurar un aporte nutricionalmente rico, equilibrado y adaptado a cada especie ayudará a prevenir muchas enfermedades. Asimismo, las condiciones ambientales en las que se encuentra el animal, van a condicionar su estado de salud. Nos referimos a la jaula, la localización de ésta, el acceso una fuente de luz solar directa, los baños, etc.

Cada año, el veterinario debe realizar un chequeo completo al loro. Además de repasar las condiciones de manejo y alimentación, se debe examinar físicamente al animal, revisar microsópicamente las heces y el contenido del buche. La desparasitación o la adición de suplementos nutricionales, dependerán de la situación y los requisitos de cada animal. También es recomendable realizar analíticas de sangre rutinarias y consultar con el veterinario la necesidad de diagnosticar si la mascota es portadora de enfermedades tales como la psitacosis, la enfermedad del pico y las plumas, el polyomavirus, etc.

Veterinario explorando un Eclectus roratus vosmeri || Loris durante un examen rutinario de salud


7) El baño, ¿como afecta en el bienestar de las psitacidas?

La humedad juega un papel muy importante en el mantenimiento de la hidratación y balance hídrico de las aves. Se recomienda mantener la humedad relativa ambiental alrededor del 50-70%. Eso se puede conseguir mediante pulverizaciones diarias con agua o baños. Los baños permiten hidratar la piel del animal y estimulan el acicalamiento de las propias aves.

Se debe tener en cuenta que cuando se realizan baños profundos a las aves, aquellos en que se pierde la barrera de la permeabilidad de las plumas, debemos garantizar una temperatura ambiental agradable para el animal, o bien secar el plumaje de los loros. Sino, en estas condiciones, se hacen más propensa la aparición de dermatitis secundarias o problemas respiratorios.


Periquito durante la exploración rutinaria (Melopsittacus undulatus)


8) ¿Es aconsejable criar a una psitacida con sonda? ¿Puede ocasionar futuros problemas de alimentación?

Las psitácidas que se destinan a la cría artificial, es decir que son destetadas prematuramente de los progenitores, deben ser alimentadas a base de papilla de cría. Dicha papilla puede administrarse mediante sondas rígidas, blandas o directamente vía oral mediante una jeringuilla. Las sondas deben introducirse directamente en el buche del polluelo para la correcta administración de la papilla. Los principales inconvenientes de esta técnica son las degluciones desviadas o sondajes erróneos de la tráquea, la deglución de sondas que se desprenden quedando en el interior del buche o esófago y las perforaciones esofágicas por exceso de presión. Asimismo, al sondar aves, la palatabilidad de los alimentos disminuye y no tienen lugar el mecanismo natural de aprehensión y deglución de la comida, con lo que disminuye la sensación de saciedad. Eso conlleva a polluelos con continua sensación de hambre.

Independientemente la alimentación de aves mediante sondas o jeringuillas, deben alternarse entre el acceso derecho y el izquierdo de la comisura del pico, para evitar desviaciones o picos en tijera.


Nutrición enteral de cría de psitácida mediante jeringuilla (Eclectus) || Nutrición enteral con sonda rígida ( Nymphicus hollandicus)


9) ¿Nos podria decir alimentos perjudiciales para la salud de las psitacidas?

La principal causa de enfermedades en loros, son los errores de manejo y el desequilibrio dietético. Las clásicas dietas a base de semillas exclusivamente, conllevan insuficiencias nutricionales y enfermedades a largo plazo. Además, existen ciertos alimentos que no pueden ser administrados a las aves, debido a su toxicidad, intolerancia o efectos secundarios.

El chocolate contiene una sustancia llamada teobromina, análoga a la adrenalina con efectos secundarios tóxicos a nivel gastrointestinal, cardíaco y neurológico. Con muy poca cantidad de esta sustancia, se desarrolla un cuadro clínico que puede conllevar a la muerte en las posteriores horas. Asimismo sucede con sustancias similares como el café (cafeína) y el té (teína).

El aguacate, incluyendo la planta y el fruto, son tóxicos letales para los loros. La cebolla y el ajo, que también forman parte de la dieta humana cotidiana, pueden resultar perjudiciales para las aves. Estos alimentos contienen alcaloides tóxicos que generan anemia hemolítica. Los signos clínicos incluyen apatía, letargia, anorexia, taquicardia, debilidad, palidez de mucosas y muerte.

Productos alcohólicos, fritos, alimentos salados, derivados lácteos sin fermentar pueden resultar perjudiciales para las mascotas ya que en muchos casos sus organismos no están preparados para metabolizarlos.

El clásico perejil, un alimento que tiene un gran número de ventajosas propiedades para nuestros animales, ha sido considerado tóxico habitualmente. En verdad, el ácido oxálico que contiene y que puede causar signos renales, digestivos o incluso neurológicos debería ser consumido en cantidades tan elevadas para producir efectos secundarios, que se considera muy improbable. Asimismo ocurre con las semillas de algunas frutas (peras, manzanas, membrillos, melocotones, albaricoques, cerezas, cítricos) que contienen glucósidos cianogénicos. Estas sustancias pueden resultar perjudiciales si son consumidas en elevadas cantidades.

10) ¿Qué método de sexaje recomiendas? ¿Nos puedes hablar acerca de la endoscopia?

Actualmente existen dos métodos de sexage para aquellas aves que carecen de dimorfismo sexual: el estudio del ADN (por medio de la PCR) y la endoscopia. Las técnicas laboratoriales moleculares, como la PCR, permiten el estudio de los cromosomas de las aves que hacen referencia a su sexo. Eso supone que con una pequeña porción de material genético, extraído de una pluma en crecimiento o de sangre, se puede conocer si un loro es macho o hembra.

La determinación del sexo mediante endoscopia, consiste en la introducción de una sonda con un pequeño equipo óptico (cámaras o lentes) en el interior del celoma del loro. Eso permite obtener una imagen directa de las gónadas del animal (testículos u ovario) con lo que se determinará su sexo. La ventaja de esta técnica respecto al estudio del ADN, es que además de determinar el sexo del animal, se puede clasificar el grado de desarrollo gonadal (si está o no sexualmente activo), descartar anomalías anatómicas, y evaluar el estado de los demás órganos internos. Esta técnica que aporta mucha más información sobre el estado reproductivo y general del animal, es de mayor interés para criadores que para propietarios particulares. La endoscopia se considera una cirugía menor pero requiere de sedación y anestesia del animal y de técnicas estériles.


Endoscopia de un yaco || Imagen endoscópica de testículos activos

Imagen endoscópica de testículos activos || Imagen endoscópica del ovario de una cacatua



11) ¿Qué enfermedades se pueden presentar en los loros que no tienen cura hoy en día?

La mayoría de las enfermedades ocasionadas por un agente vírico carecen de un tratamiento curativo y dependen del estado del sistema inmunitario del animal. El sistema inmunitario del loro debe hacer frente a enfermedades como el PDD (síndrome de dilatación proventricular), el PBFD (enfermedad del pico y de las plumas), la enfermedad de Newcastle (paramixovirus), acompañado de un tratamiento paliativo que lo protegerá contra infecciones secundarias, pero no eliminará el virus original.

Los tumores, al igual que en las personas, pueden afectar a las aves. Dependiendo de la malignidad, el grado de invasión y los órganos o tejidos afectados, el tratamiento puede resultar difícil. Actualmente existen protocolos de quimioterapia aplicables a la medicina aviar y técnicas quirúrgicas suficientemente precisas para la extirpación de ciertas neoplasias.

Otro gran reto para la medicina aviar es la resolución de los picajes. Encontrar el motivo médico o psicológico por el que un loro se arranca las plumas o se automutila, es fundamental para la solución del problema. A pesar de ello, y con el paso del tiempo, muchas aves que sufren esta alteración, continúan arrancándose las plumas de forma estereotipada, como si se tratase de una manía, tras haber desaparecido el motivo desencadenante. En estos casos, el propietario debe aceptar esta situación y continuar trabajando con el animal para ofrecerle el mayor bienestar posible.

Cacatua con circovirus



Otras imágenes de interés


Yaco con picaje crónico

Capilaria ( endoparásito) presente en el estudio de las heces de un agapornis.

Periquito con sarna knemidocóptica

Imagen endoscópica de testículos inmaduros

Veterinarios limando las uñas de un amazonas

Cacatua alba con picaje asociado a frustración sexual








comments powered by Disqus