entrevistas


Entrevista realizada a Eduardo Alzola pero antes de dar paso a la entrevista vamos a conocer un poco a Eduardo Alzola:



"Criador profesional de psitácidas del criadero Bluemacaws"

Le agradecemos personalmente su amabilidad a la hora de aceptar esta entrevista.




1) Desde su experiencia, ¿qué especie de psitácida recomienda como mascota?

Es imposible recomendar una especie a todo el mundo. Cada persona tiene un criterio y unas aspiraciones diferentes y cada loro tiene unas características que se adaptan mejor a unos criterios que a otros. A la hora de elegir la especie de loro que deseamos adquirir, tenemos primero que valorar qué es lo que esperamos conseguir de él, luego qué podemos ofrecerle y en función de estas cosas y de otras que no dejan de ser importantes como el presupuesto, el aspecto físico, nuestra capacidad de soportar gritos, etc. Decidirnos por la especie que mejor se adapte a nuestras pretensiones.

2) ¿Que especie de psitácida le cría con mayor facilidad? ¿Qué especie le ha traído mayor satisfacción a la hora de criarla a mano?

Para criar loros hace falta un poco de buena suerte, un poco de saber hacer y una pareja que quiera criar. Cualquier especie puede resulta fácil si nuestra pareja decide hacerlo. Personalmente una de las especies que me ha dado más satisfacciones son los guacamayos azules y amarillos (Ara ararauna) y los yacos (Psittacus erithacus erithacus). Para mí ambas son especies fáciles de reproducir. En cuanto a la mayor satisfacción criando un pichón quizás el guacamayo jacinto es el que más he disfrutado, primero porque es difícil de reproducir y conseguirlo es todo un reto y luego por el súper carácter que tienen sus pichones.

3) ¿Qué es lo que usted considera más importante a la hora de criar a mano? ¿Que resulta más complicado a la hora de "empapillar"?

A la hora de criar a mano, para mí lo más importante es saber observar a los pichones y reaccionar a las señales que nos dan. Empapillar a un pichón no es complicado en absoluto. Cualquier persona un poco cuidadosa puede hacerlo bien. Lo realmente difícil es saber solucionar los problemas que inevitablemente aparecen cuando uno cría pichones de loro a mano.

4) ¿Hay alguna especie que le llame más la atención sobre el resto de las otras especies de psitácidas?

Muchas. Los guacamayos me resultan muy atractivos, todos ellos, pero por ejemplo me encantan también los loris. Como criador, cualquier especie rara y complicada supone un reto y esto a mí me motiva mucho. Lamentablemente de momento tengo que quedarme con las especies más comerciales, pero espero que algún día podré permitirme trabajar más con otro tipo de especies.

5) ¿Cuúl es su mayor aspiración en este mundo de aves? ¿Cuál ha sido la situación más gratificante en el mundo de la cría?

De momento y con los tiempos que corren me conformo y me siento muy satisfecho solo con poder permitirme mantener el criadero abierto y funcionando. En el futuro evidentemente me gustaría mejorar muchas de las instalaciones, empezar con especies nuevas que ahora no me puedo permitir, etc. Pero de momento, con seguir trabajando me siento muy afortunado. En cuanto a la situación más gratificante lo cierto es que he tenido tantas, que realmente me cuesta mucho elegir alguna. De todos modos, yo creo que la cría del primer guacamayo jacinto que sobrevivió fue una experiencia maravillosa y de la que me siento muy orgulloso.

6) ¿Con que pareja de psitácidas empezó a criar?

Como casi todo el mundo, la primera psitácida que crié fueron los periquitos comunes. Lo que ocurre es que rápidamente empecé con especies más grandes tipo periquitos australianos (rosellas, rabadillas rojas, etc.). Realmente los loros grandes llegaron a mis instalaciones bastante tarde.

7) ¿Cuál fue el principal motivo que le impulso a dedicarse a la cría?

Llevo criando pájaros desde los 5 años y siempre he sabido que este tenía que ser mi futuro. Afortunadamente encontré un socio capitalista que hizo que el sueño se transformara en una realidad. Lo cierto es que no me veo haciendo ninguna otra cosa en la vida. Creo que pasamos demasiado tiempo trabajando como para no disfrutar realmente con lo que hacemos. Yo he elegido trabajar mucho más que cualquier otra persona, una vida de esclavitud hacia los animales, pero que realmente me llena y de la que me siento orgulloso.

8) ¿Algo que considere inalcanzable?

Muchísimas cosas. Me encantaría criar muchas especies que no puedo permitirme, me encantaría tener una instalación mucho mejor de la que tengo, volcarme en el enriquecimiento ambiental de los adultos, etc. Lamentablemente es muy complicado rentabilizar un criadero de aves y cuando no se tienen ingresos de otro sitio, uno se tiene que conformar con lo que se puede permitir.

9) ¿Qué opina sobre la hibridación?

No la busco nunca, pero en ocasiones tampoco evito que ocurra si la pareja se ha formado accidentalmente y veo que los loros son felices emparejados de esta manera. De las más de 100 parejas de loros que tengo en el criadero, solo dos están compuestas por ejemplares de especies diferentes. Una de ellas es una hembra de Aratinga solstitialis con un macho de Guarouba guarouba. La hembra estaba sexada y el resultado que nos habían dado era macho. El macho tenía un problema de picaje enorme y nunca fecundó a la hembra con la que convivía. Al morir esta hembra de Guarouba, decidí poner al macho con el supuesto macho de solstitialis solo para que no estuvieran solos y de pronto sucedió la cría. Ahora mismo el macho tiene casi todas sus plumas y han nacido ya 12 de estos híbridos. No separaría esta pareja ni por todo el oro del mundo. Al final, lo importante es qué se va a hacer con estos híbridos. Cuando un loro va a ser destinado a estar en el salón de alguien, no tiene ninguna importancia que sea un híbrido o una especie pura. Lo realmente problemático es hacer híbridos y luego esconderlos, pero mientras sepamos lo que tenemos entre manos y para qué tenemos que usarlos, no veo grandes problemas.

10) ¿Veremos próximamente alguna nueva incorporación en sus instalaciones? ¿Qué especie o especies?

Siempre vamos introduciendo alguna especie nueva. Ahora mismo el que tengo entre ceja y ceja es el lori de papua (Charmosyna papou), pero todavía no sé cuándo llegará. Por este año probablemente nos aguantaremos.

11) ¿Qué aspectos a tener en cuenta sobre los loros hay que tener presente a la hora de adquirirlos?

Como dije antes, creo que tenemos que meditar la adquisición de un loro con mucho cuidado. Primero tenemos que saber qué es lo que aspiramos a conseguir de nuestro loro. Tenemos que saber las consecuencias que acarreará su llegada a nuestra casa (destrucción de cosas, gritos, suciedad, olores, etc.) y estar seguros de poder soportarlo. Tenemos que pensar que hay que educarles convenientemente para que la convivencia con ellos sea agradable. Y por último tenemos que ser conscientes de que también ellos tienen necesidades que hay que cubrir. Cuando los loros se adquieren de una manera responsable, con un buen asesoramiento y después de mucho meditarlo, pueden constituir una mascota excelente, pero son muy exigentes y la gente que los adquiere de una manera compulsiva, al final suele acabar desencantada.







comments powered by Disqus