Inicio >> Noticias >> Ayuda para la aratinga de pinceles.

Ayuda para la aratinga de pinceles.


Viernes, 06 de Diciembre de 2.013

Se puede encontrar la aratinga de pinceles (Leptosittaca branickii) en Colombia, Ecuador y Perú, sobre todo en el bosque nuboso en los andes en una altitud de 2.400 a 3.500 metros sobre el nivel del mar. En los Andes centrales de Colombia, Loro Parque Fundación ha llevado a cabo investigaciones sobre la ecología de esta especie en los últimos diez años y ha fomentado un programa de conservación que realiza la Fundación ProAves. Los esfuerzos de conservación se concentran en las regiones protegidas de la Reserva Municipal El Mirador (2.035 ha) y de la Reserva Natural Loro Coroniazul (657 ha). La aratinga de pinceles es poco extendido en estas zonas; en los censos al principio de 2013 se contaban un promedio de 20 ejemplares en cada censo. La campaña exitosa de ProAves en Colombia para la conservación del loro orejiamarillo (Ognorhynchus icterotis) y de las palmeras de cera (Ceroxylon sp.) también ha contribuido a la protección de otras palmeras y las aratingas de pinceles.

Sin embargo, en general la población de aratingas de pinceles se ha reducido, principalmente a causa de la pérdida del hábitat, y por consecuencia la especie fue clasificada por la UICN como vulnerable a la extinción. Hay registros de la aratinga de pinceles desde los Andes del norte y este en Ecuador hasta el aspecto oriental de los Andes en el norte de Perú. De hecho el Parque Nacional Podocarpus (146.280 ha) y la Reserva Tapichalaca (700 ha) de la Fundación Jocotoco en el sur de Ecuador son los únicos sitios en el país que protegen el hábitat de esta especie. Las aratingas de pinceles sobre todo usan cavidades naturales hechas por pájaros carpinteros, pero en 2008 Loro Parque Fundación fomentó un proyecto de la bióloga ecuatoriana Mery Juiña que instaló nidos artificiales para descubrir más sobre la biología de la reproducción de esa especie.

Los nidos artificiales fueron un éxito pero todavía es necesario comprender mejor la situación de la población, la biología de reproducción y las necesidades ecológicas en otras partes de Ecuador. Por eso, Loro Parque Fundación fomenta, junto con la Estación Biológica Yanayacu, a Mery Juiña para recoger más informaciones sobre esta especie más al norte de Ecuador, para valorar la población actual y estudiar la biología de reproducción. Eso también incluye la identificación de sitios de anidación y la instalación de nidos artificiales en sitios donde las cavidades naturales son escasas. Para realizar medidas de conservación, primero es necesario identificar las áreas y los problemas claves, así como las preocupaciones socio-económicas de la población regional.

Hasta hoy, Mery ha visitado 16 lugares y averiguado en ocho la existencia de aratingas de pinceles por observaciones y por escuchar a sus gritos, mientras que en otros dos sitios con registros de años anteriores se confirmó su existencia. En otros seis sitios no había indicios de aratingas de pinceles. No obstante, en las ciudades del sector norte de los Andes hay indicios de que las palmeras de cera se recuperan sin ayuda humano y de vez en cuando es posible ver palmeras adultas. La gente de esta región cuenta que había una gran extensión de las palmeras de cera hace más que 30 años y que muchas veces se observaron las aratingas de pinceles. En la comunidad de La Libertad se ha identificado un sitio clave para la instalación de los primeros 20 nidos artificiales y para llevar a cabo el seguimiento y el censo de la población

Más al norte de Ecuador, en las provincias de Carchi e Imbabura, Mery llevó a cabo las primeras observaciones e estudios de campo. Aquí los gobiernos locales han manifestado su interés por el proyecto, en particular sobre la sensibilización ambiental, la cual ha sido una actividad del Ministerio del Medio Ambiente de Ecuador en los últimos dos anos. Es notable que la comunidad en general esté enterada de la tala de las palmeras o la eliminación de sus frondas. Para confirmarlo, Mery visitó en el Domingo de Ramos dos de las iglesias más populares en Quito y vio que las frondas son usadas allá. Pero los vendedores venden las frondas clandestinamente y saben de la prohibición de la venta y sus riesgos, aunque no había control policial obvio fuera de las iglesias. Así está claro que más medidas de protección para la aratinga de pinceles son necesarias y este proyecto va respondiendo a estas necesidades.

Fotos:


Aratinga de pinceles.
(Autor: Fundación ProAves)


Dos aratingas de pinceles llegan y salen de un nido natural. (Autor: Mery Juiña)


Tres aratingas de pinceles adultas en el mismo nido artificial. (Autor: Fundación ProAves)


Los pichones de la Aratinga de pinceles tienen el plumón muy denso. (Autor: Mery Juiña)









Por David Waugh
COMPARTIR EN REDES SOCIALES:


comments powered by Disqus